Qué es el catastro onciario

¿Has escuchado hablar sobre qué es el catastro onciario? En Gestionistaitalia.com hablaremos de este instrumento y cómo se puede aprovechar para investigaciones genealógicas. Aunque su propósito original era tributario, Gestionista Italia explica por qué son fuente de información sobre cómo vivían nuestros ancestros. Sigue leyendo y conoce un poco más sobre este interesante tema.

¿Qué es el catastro onciario?

El catastro onciario o catasto onciario es un instrumento creado en el siglo XVIII para reorganizar los impuestos. Su objetivo era evaluar las posesiones e ingresos de los ciudadanos para calcular el impuesto que debía pagar. Con este registro se querían eliminar los privilegios que tenían las clases altas y buscaba la distribución proporcional de la carga fiscal.

Este sistema antecede a los actuales registros de propiedad en Italia. En el catastro onciario se incluía información detallada sobre las familias, es decir, activos e ingresos para el cálculo de los impuestos. Asimismo incluía nombre, ocupación, edad y relación con el jefe del hogar de cada miembro.

Gracias a la cantidad de datos que incluye este registro, es posible conocer cómo vivían las familias en aquel momento. Es información de interés para aquellas personas que quieran realizar investigaciones genealógicas y deseen ubicar antepasados en Italia.

El nombre onciario que se utilizó para este registro viene de “onza” (oncia). Esta era una referencia teórica que equivalía a seis ducados, que era la moneda vigente en el Reino de Nápoles. En cambio, la onza era una moneda y unidad de medida que se utilizó hasta el tiempo del rey de Aragón.

Origen de este instrumento

catasto onciario

El castastro onciario fue creado el 4 de octubre de 1740 por el rey Carlos de Borbón. Este nuevo instrumento tenía el objetivo de reorganizar los impuestos en el Reino de Nápoles. En 1741 se dieron a conocer las disposiciones de la Regia Camera della Sommaria que lo regiría.

Fue tomado como un sistema moderno y más equitativo que los catastros anteriores. Sin embargo, no fue bien visto por todos, aquellos ciudadanos que tenían privilegios con los sistemas anteriores lo rechazaban.

Antes de la imposición del catastro onciario se utilizaba el sistema battaglione para calcular los impuestos en base a las posesiones e ingresos. Existía otro método más sencillo que preferían muchos municipios. Este se denominaba gabella y era un impuesto sobre bienes de consumo.

El nuevo catastro también buscaba la centralización. De manera que los municipios debían hacer dos copias del registro. Una de ellas que daba en su posesión para las correspondientes actualizaciones y la otra se enviaba a la autoridad fiscal que era la Regia Camera Sommaria.

La medida del rey Carlos de Borbón fue bien recibida ya que estimaba que los ciudadanos que no tuvieran posesiones no pagarían impuestos. En cambio, dejaban de haber privilegios sobre los bienes feudales que no estaban gravados hasta entonces.

Por ese motivo encontró algunos detractores. Sin embargo, aunque era visto como un sistema más igualitario, existían algunas desigualdades en este. Por ejemplo, quienes vivían de rentas tributaban solo por los bienes, mientras que quienes hacían oficios manuales tributaban por los ingresos que recibían.

El sistema buscaba incluir a todos los ciudadanos y para ello se distinguieron siete categorías de contribuyentes. Las clases quedaron definidas de la siguiente manera:

  1. Ciudadanos habitantes y no habitantes.
  2. Viudas y vírgenes.
  3. Ciudadanos del clero.
  4. Iglesias, monasterios y lugares sagrados.
  5. Habitantes extranjeros propietarios.
  6. Iglesias, monasterios y lugares sagrados extranjeros.
  7. Habitantes extranjeros no propietarios.

Tipos de impuestos

Con la creación del catastro onciario se establecieron tres tipos de impuestos. El primero de ellos era el impuesto por cabeza o Testatico, el cual se cargaba al jefe del hogar hasta que cumplía 60 años. Estaban exentos del mismo aquellos ciudadanos que no tenían trabajo o que ejercían una profesión liberal.

El impuesto de industria o sobre las rentas del trabajo que se calculaba en base a los ingresos de los diferentes oficios. Esta carga aplicaba a los hombres desde los 14 años; sin embargo, pagaban menos hasta los 18 años de edad.

El último impuesto se aplicaba sobre las propiedades que poseía, con excepción de la vivienda familiar; el ganado y capital prestado a interés.

¿Cómo se elaboraba el catastro?

Dentro del registro quedaban plasmados los Estados de Alma o Stato delle Anime, donde estaban inscritos los datos personales, religiosos, profesionales y propiedades de los habitantes de cada parroquia.

Para elaborar el registro, los ciudadanos debían dar a conocer cómo estaban compuestas las familias y sus riquezas. Luego se realizaba una evaluación a las propiedades, menos de la vivienda familiar que gozaba de exención.

La evaluación la llevaba a cabo una comisión de la municipalidad que se encargaba de verificar las declaraciones con registros locales. Luego que se revisaban todos los documentos necesarios y la comisión quedaba conforme se procedía al cálculo del onciario.

De esta manera quedaba registrada toda la información, la cual debía renovarse cada año. En principio el catastro onciario debió estar listo en unos meses. Sin embargo, la resistencia en algunas comunas retrasó el proceso, por lo que no se completó sino hasta una década después.

Esta resistencia se debía en gran parte a la dificultad de actualizar toda la data. Pero no fue la única limitación que encontró el catastro, las clases acomodadas también se convirtieron en un obstáculo para su aplicación.

Con el paso de los años se volvió a aplicar el sistema de gabella para el cálculo de los impuestos de los municipios. No fue sino hasta principios del siglo XIX cuando se establece un nuevo instrumento catastral provisional. El cual fue sustituido en la primera mitad del siglo XX por el registro de propiedad actual.

¿Cómo se utiliza en genealogía el catastro onciario?

Para quienes buscan información sobre este período y la vida de las familias italianas para esa época pueden acudir al catastro onciario. En los archivos de algunos municipios aún se conservan los registros. Pero es en los Archivos el Estado de Nápoles donde se encuentra la mayoría de la información.

Los Estados de Alma están entre las fuentes de información que se utilizan para comprobar parentescos familiares. Y estos datos están incluidos dentro de los catastros. Por lo tanto, al momento de hacer una investigación genealógica, ofrecen datos relevantes.

Si te interesa conocer quiénes son tus antepasados o conseguir partidas italianas para tus trámites, en Gestionista Italia estamos dispuestos a ayudarte. Solo debes contactarnos.

Entre los datos que puedes conseguir a través del catastro están la información sobre el núcleo familiar, la parroquia y la comuna específica donde vivía la familia. Pero, además puedes acceder a detalles interesantes como el número de personas en una vivienda, parentesco, profesión, etc.

Además, si te interesa saber sobre sus posesiones, el catastro resulta un inventario de propiedades muy útil. En este está especificada la descripción de la vivienda, incluyendo el tamaño y la ubicación, de la misma. Si la familia tenía ganado o animales grandes, también eran incluidos en la tabla de datos.

¿Cómo ubicar información?

En los Archivos del Estado se encuentran todos los libros que componen el catastro onciario. De igual forma, en algunos archivos comunales todavía se encuentran los registros. Para acceder a los documentos podrías enviar una carta consultando la existencia de estos documentos y si es posible digitalizarlos.

Debido al valor histórico de los documentos las autoridades provinciales se han preocupado por su recuperación. Así que es factible que acudiendo a ellos se pueda obtener mayor información sobre el catastro.

También existen diversos sitios web que se han dedicado a recopilar los catastros. Este tipo de trabajos, por lo general, son realizados por historiadores o genealogistas particulares. También algunas comunas se han interesado por hacerlo.

Puedes tomarte un tiempo para comenzar con la investigación en estos sitios web. Si no encuentras los datos completos, es posible hallar a qué provincia dirigirse para solicitar los datos.

Una tercera opción fiable son los investigadores profesionales. Estas son personas que ofrecen sus servicios para realizar este tipo de averiguaciones en Italia. Además, te pueden ayudar con el tema de la genealogía.

Como se trata de registros catastrales antiguos, son más complicados de conseguir. Además, pueden incluir palabras en desuso que pueden confundirte. Por lo tanto, la contribución de un profesional en el área es bastante valiosa.

Los investigadores también pueden acceder información sobre otros tipos de censos y catastros que ayudarán a cualquier investigación. Esto en caso de que desees profundizar en la historia familiar. Si lo que buscas es quien te ayude con los trámites para conseguir la ciudadanía italiana, contáctanos y pregunta por nuestros servicios.

Ya sabes qué es el catastro onciario y cómo se utiliza en genealogía. ¿Habías escuchado antes sobre estos instrumentos tributarios? ¿Te gustaría conocer más sobre la historia de tus ancestros italianos? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de este post.

Contacta con nosotros y te informaremos lo antes posible.

Pide Presupuesto Gratis

About Author

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
conoce las tradiciones italianas en Argentina
Conoce las tradiciones italianas en Argentina

Los italianos llegaron al cono sur de América pisando fuerte. Sus costumbres y forma de ser se mezclaron con los...

Cerrar