Pide presupuesto Gratis y sin compromiso

alpes-italianos-valle-aostaEn Gestionista Italia te invitamos a conocer los Alpes italianos desde Valle de Aosta  y te hablaremos sobre cómo viajar a Italia en invierno. Las bajas temperaturas, la constante nieve lo convierten en un lugar propicio para el esquí, el senderismo, y recrear la historia con emblemáticos monumentos romanos.

Alpes italianos y El Valle de Aosta: viajar a Italia en invierno

Los Alpes son una extensa cordillera de empinadas cumbres que abarcan parte de Francia, Suiza e Italia. Y, si se incluyen otros picos montañosos, también Hungría, Austria, Eslovenia y Alemania son decoradas con este gélido paisaje.

El norte de Italia está limitado por esta cadena de serranías blancas que, aunque Friuli, Véneto, Trentino, Lombardía y Piamonte gozan de esta geografía, en Valle de Aosta es donde realmente se aprecia la esencia de los Alpes italianos.

Esta pequeña región, pese a su escaso territorio esconde en ella parajes montañosos, pistas para esquiar y castillos medievales. ¿Una provincia para aventureros, cierto?  Valle Aosta es un lugar que no debe faltar en tu lista de mejores destinos para visitar en Italia.

Valle de Aosta, una entrada a los Alpes italianos

El Valle de Aosta es una región autónoma de la República italiana, cuya superficie es una de las más pequeñas del país. Sin embargo, es grande en belleza y atractivos turísticos. Además de los Alpes, su aspecto se recrea en los históricos monumentos romanos, donde destaca la arquitectura medieval en los castillos Verrès, Ussel e Isogne, entre otros.

Gracias a su geografía montañosa y su clima frío es un lugar preferido por los deportistas profesionales y amateurs del esquí. Quienes lo practican llegan a alcanzar elevadas alturas desde las cuales contemplan vistas panorámicas magníficas.

El norte de Italia es tan extenso como su cono sur mediterráneo. Pero Valle de Aosta ha sido y es el paso estratégico hacia los Alpes del occidente.  Los rastros de edificaciones romanas en la región  constatan estos hechos. Tan solo en Aosta, la capital, se encuentran unos 70 castillos medievales que se lucen sobre empinados despeñaderos.

La ruta de acceso empieza en el centro antiguo de Aosta, luego esta toma dirección hacia el oeste por la carretera S26, la cual conduce el límite con Francia (o Monte Bianco). A la par de esta vía tendrás una vista hacia parajes escarpados con laderas punteadas rodeando el río Dora Baltea.

Pero, si el recorrido lo empiezas en desde Pont Saint Martin (límite con Piamonte) empezarás a ascender por una carretera que te aproximará a enormes rocas de hielo alpino, como el Monte Rosa. A la vez que te adentras a un paisaje boscoso interrumpido por  laderas de pastizales rociados por la nieve.

Atributos de Valle Aosta

En esta recóndita región italiana podrás disfrutar de la naturaleza, la degustación de una amplia carta de vinos, y de estaciones para esquiar. Los aspectos que más destacan son:

breuil-cervinia-telecabina

  • Patrimonio natural: entre sus beldades naturales están las altas cumbres de Cervino, Monte Bianco, Gran Paradiso y Monte Rosa.
  • Viñedos: acá encontrarás la ruta de vino con mayor variedad de viñedos, que presumen de ser los más elevados de Europa, en la cual degustarás alrededor de 20 vinos diferentes. Además de otras presentaciones gastronómicas inéditas.
  • Estaciones de esquí: su ubicación en el territorio le permiten gozar de emblemáticas estaciones para esquiar. La Thuile, Courmayeur, Aosta-Pila, Breuil-Cervina, Brusson, Monterosa,  Rhêmes-Notre-Dame, Cogne, Bionaz, Valpelline, Valsavarenche, San Bernardo y Saint-Barthélemy son algunas de las pistas.

Destacando Courmayeur como uno de los complejos más preferidos por los esquiadores. Cuenta con varios teleféricos, helicópteros, entre otros beneficios para los deportistas y visitantes. Además de tener una vista imponente del Monte Bianco y de Breuil-Cervinia.

¿Qué visitar en Valle Aosta?

Valle Aosta es una región que esconde atractivos para turistas y residentes, entre ellos están:

Aosta

Esta ciudad es la capital del valle. En ella encontrarás ruinas de la arquitectura romana y medieval junto a plazas cómodas para ratos de ocio.

El Parque Gran Paradiso

El Parque Gran Paradiso lo constituyen los pueblos Saint Nicolas y Rhêmes-Notre-Dame. El primero queda a unos 15 kilómetros de la capital, Aosta. Mientras que para llegar al segundo hay que recorrer unos 30 kilómetros. Estas son las aldeas más bonitas desde las cuales se inician paseos con esquí de fondo y raquetas de nieve.

La ubicación de Rhêmes lleva a una entrada al oeste del empinado Gran Paradiso (4.061 msnm). Anteriormente esta era una cumbre destinada para la caza real. En la actualidad es un territorio donde se preserva el hábitat del íbice alpino o capra ibex.

Saint Nicolas

Es otra aldea de Valle Aosta cuyo atractivo es su elevación sobre los 1.200msnm y su cercanía con los montes alpinos Rutor y Emilius.

Rhêmes-Notre-Dame

Esta es una aldea muy pequeña con menos de 150 pobladores, la cual permite el acceso a Gran Paradiso que abarca unas 70 mil hectáreas. Por lo cual encontrarás varios circuitos para el esquí en los alrededores de esta localidad.

Sus inclementes inviernos con nevadas abundantes llegan a los -15°C. Debido a la altitud del lugar (1.725msnm) el verano es bastante fresco, alcanzando apenas los 23° como máximo.

Gran San Bernardo

Al pasar estos dos poblados podrías tomar la carretera que conduce al Gran San Bernardo, la cual se eleva por encima de los 2.473 msnm. Vale la pena hacer este recorrido porque está cargado de innumerables historias de acontecimientos en esta frontera. Entre los que destaca la invasión por parte de Napoleón en el siglo XIX.

Breuil-Cervinia

Breuil- Cervinia es una aldea de la comuna Valtournenche, está ubicada a 2.006 msnm a los pies del Monte Cervino. Es una referencia para esquiadores profesionales y aventureros por estar rodeada de montañas blanquecinas en las cuales se encuentran las pistas para esquiar que unen a Suiza con Italia al enlazarse con Zermatt (la estación suiza)

Valle de Gressoney

El Valle de Gressoney es un lugar atractivo por sus emblemáticas construcciones medievales del siglo XI, los cuales fueron levantados para defender sendas alpinas.

El Castillo Savoia es una edificación neomedieval de 1904, la cual fue construida como regalo para la reina Margarita por parte de Umberto I de Saboya.

El Carnaval en Valle Aosta

Italia es referencia internacional por su Carnaval. El más conocido es el de Venecia, pero las demás regiones también realizan pintorescas representaciones para esta festividad que se celebra en febrero.

Por ejemplo, el Coumba Freida de el Gran San Bernardo es uno de las celebraciones carnavalescas populares de la región. Se le conoce como Landzette y son una alegoría irónica sobre el paso de las tropas de Napoleón en 1800. Los participantes se disfrazan con vestiduras coloridas, máscaras y un cinturón de campanillas a la cintura con la que ahuyentan a los malos espíritus.

coumba-freide-valle-aosta

Alpes italianos, un santuario para el deporte de nieve

Los esquiadores o snowboarders tienen un punto de encuentro: los Alpes. Sean suizos, franceses o italianos en cualquiera de estos espacios hay pistas propicias para deportes de nieve.

Con o sin partida italiana puedes disfrutar de estos atractivos lugares del norte de Italia. Junto a Valle Aosta accederás a una ruta que, como ya hemos venido mostrando, te llevarán a una de las serranías más emblemáticas de la Europa central. Conocido como la frontera blanca, los Alpes son la línea divisora del norte de Italia con el resto del continente.

Durante todo el año se observan glaciares abrillantados por su blancura. Allí los más arriesgados y aventureros, se atreven a deslizarse.

El monte Cervino, uno de los más icónicos de los Alpes, tiene forma de pirámide con cuatro lados. Siendo la del sur de la que se tiene vista desde Valle Aosta. Sus laderas son excesivamente empinadas. En ellas se forman peñascos de nieve o hielo  los cuales terminan en avalanchas debido a la inclinación. Pese a haber rutas de acceso, en la actualidad están cerradas.

Mientras que para estar muy cerca del Monte Bianco es posible en cuestión de minutos gracias a su sistema de transporte teleférico. A partir de 1939 los turistas pudieron ascender desde la estación Courmayeur hasta la Punta Helbronner.

En la actualidad los visitantes hacen un recorrido a 1325 msnm en Palud hasta 2173msnm en Le Pavillon. Es decir, se elevan unos 848 metros más. Los cuales permiten tener una mejor vista del Jardín botánico alpino y de la exposición de cristales del Monte Bianco.

Una vez que llega a Le Pavillon, puedes tomar otro transbordador aéreo para alcanzar Punta Helbronner. Al usar este medio de transporte te elevarás 1289 msnm más. Desde aquí la vista es impresionante y podrás llegar hasta una de las Agujas más elevadas, la Aiguille du Midi.

Recorrer los Alpes italianos desde Valle Aosta es una de las ventjas de viajar a Italia en invierno. Sin lugar a dudas es una experiencia que no querrás perderte. Es un destino que se debe visitar aunque sea una vez en la vida. Con tan solo contemplar sus paisajes deslumbrantes e imponentes la visita ya es satisfactoria. Ponte en contacto con nosotros para tramitar cualquier documentación que necesites para entrar a este histórico país.

temp e-mail

Contacta con nosotros y te informaremos lo antes posible.

Pide Presupuesto Gratis

About Author

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Leer entrada anterior
eventos-más-importantes-italia
Conoce los eventos importantes que se celebran en Italia

Conoce los eventos importantes que se celebran en Italia en este post que tu web para tramitar la partida italiana...

Cerrar