Pide presupuesto Gratis y sin compromiso

como-registrar-empresa-en-italia
En tu web para solicitar la partida italiana Gestionista Italia te enseñaremos cómo registrar una empresa en Italia. En lo posible, responderemos a dudas tan comunes como quiénes pueden crear una empresa, qué requisitos se necesitan y a dónde acudir. Si te interesa el tema, te invitamos a seguir leyendo este post.

Lo que debes saber para administrar una empresa italiana

Fundar una empresa en la república italiana no es solo registrarla ante los órganos mercantiles. Es aprender acerca del sistema administrativo privado, los intereses laborales de los empleados y las ventajas y obligaciones de la empresa.

Condiciones de la jornada de trabajo

  • Cantidad legal de horas semanales trabajadas: 40 horas como mínimo, 52 horas máximo.
  • Duración máxima de la jornada diaria: 10 horas
  • Duración del horario nocturno: comienza a las 22 horas y culmina a las 5 de la mañana.
  • Días libres por semana: uno o dos.
  • Vacaciones remuneradas: lo mínimo que se paga de vacaciones es una semana. Sin embargo, esto dependerá de las responsabilidades según el tipo de contrato firmado.
  • Edad apta para el trabajo: a partir de los 15 años de edad.
  • Edad para la jubilación: 65 años, con una cotización mínima de 25 años.

Valor de la mano de obra italiana

Te recomendamos leer esta guía para trabajar en Italia. Allí te enterarás acerca de los documentos que debes solicitar en caso de contratar mano de obra extranjera en esta nación austral.

De cualquier manera, sea que contrates a italianos o extranjeros debes saber que no existe un salario mínimo establecido. Lo que sí hay es un salario promedio, el cual ronda los 1.200 euros. Puede ser un monto mensual superior dependiendo de la actividad y de la región donde establezcas la empresa.

Aspectos relacionados con el seguro social

El seguro social italiano además de asegurar la vejez, cubre: discapacidad, enfermedad, sobrevivencia, maternidad; desempleo, prestaciones filiales y accidentes laborales en determinadas profesiones.

El organismo encargado de esta función es el Istituto Nazionale della Previdenza Sociale (INPS) o Instituto Nacional de Previsión Social.

  • Contribuciones pagadas por el empleador: Con relación a las contribuciones que son pagadas por el patrono están entre el 23 y 25% del ingreso. En el caso de las empresas en zonas con una economía poco rentable se pagan porcentajes menores.
  • Contribuciones pagadas por el empleado: La empresa retiene a los empleados un 9%, el cual es considerado una “retención de impuesto”. Este porcentaje se calcula basado en un pago diario de 63,30 euros o según sea el salario del empleado. Aquellos empleados que tengan un ingreso anual superior a los 46.123 euros se le aplica una recarga del 1% del monto total percibido.

En el caso de los trabajadores de libre ejercicio, como algunos contadores, se les retiene el 22,2%.

Acerca de la selección de personal

Con relación al método más usado para captar nuevos empleados está la oferta por internet. La empresa publica el anuncio y los interesados envían sus curriculums en digital. Quienes sean seleccionados deberán asistir a una entrevista con la empresa contratante.

Este reclutamiento lo puede realizar la misma compañía sin intermediarios. O bien, delegar esta función a una agencia de contratación, que puede ser pública o privada.

Sobre los tipos de contrato celebrado en Italia

Los contratos de trabajos en Italia se rigen por lo establecido en los estatutos legales. Y, en ocasiones, por acuerdos colectivos.

Estos se caracterizan por ser inflexibles. En especial por sus reglamentos al momento de efectuar la contratación y el despido.

Entre los tipos de contratos laborales más usuales en Italia están: los temporales, fijos, por colaboración específica y por servicio.

Las razones por las que un contrato laboral se da por acabado pueden ser:

  1. Porque la persona alcanzó la edad de la jubilación, o esta medida fue acordada entre ambas partes.
  2. Porque el empleado decidió renunciar.

¿Cómo se realizan los procedimientos de cobranzas en caso de quiebra?

acudir-ante-notario-publico-italiano

El procedimiento de cobranza dependerá del tipo de sociedad constituida. Pero, de cualquier modo, lo habitual es que el Tribunal designe a un juez para que se encargue de analizar el expediente de la sociedad declarada en quiebra. Entre tanto, se asignarán otros jueces para que se encarguen de investigar a los acreedores.

Con respecto al patrimonio de la compañía en cuestión, debe ser dividida acorde con el aporte invertido por cada uno de sus socios.

Al cabo de cinco años de haberse declarado en quiebra, la empresa puede volver a activar sus funciones.

Cómo registrar una empresa en Italia

 

El proceso para crear una empresa en Italia es similar al procedimiento que se hace en la mayoría de los países del mundo. Se define el tipo de firma, se redacta el acta constitutiva de la compañía, se presentan las declaraciones juradas y demás documentos, entre ellos los formularios requeridos por la Oficina del registro del comercio de Italia.

La mayoría de los documentos solicitados deben ser previamente presentados ante un notario. En caso de que la documentación esté en español, se debe traducir y luego presentarla.

Otros de los requisitos son: contratar a un contador nativo y abrir una cuenta en el banco.

Pasos para crear una empresa en Italia

La complicación del proceso dependerá del lugar de origen del empresario. Si en su país natal los procesos mercantiles son engorrosos, esto le resultará fácil. De lo contrario, te parecerá que el sistema itálico es muy burocrático.

Básicamente estos son los pasos que se deben seguir para registrar una compañía en Italia:

  1. Obtener la ciudadanía italiana o DNI.
  2. Conseguir el código fiscal.
  3. Abrir una cuenta en un banco local.
  4. Establecer los parámetros de asociación ante un notario.
  5. Inscribirse en el registro mercantil.
  6. Registrarse en el IVA (Imposta sul valore aggiunto).
  7. Esperar la aprobación del tribunal correspondiente a esa comuna.

Para constituir una empresa en Italia primero se hace ante un notario público y luego se presenta en el registro mercantil.

Una vez que el documento se lleva al registro mercantil, se continúa con la inscripción del IVA. Este paso se hace, por lo general, por un contador italiano. Este se encarga de solicitar un serial IVA para después introducir los documentos ante el organismo fiscal.

Estos papeles son el acta constitutiva de la empresa, la certificación del registro, la estimación de ingresos anuales, entre otros documentos inherentes a la función de la empresa. Los cuales son indispensables para realizar el registro del IVA en esta nación europea.

  • Sobre la nacionalidad del empresario

En cuanto a la nacionalidad del empresario o su condición residencial no hay un requerimiento especial. Tampoco se exige “una secretaría de la empresa” en el país. Sin embargo, es preferible que cuente con la carta de identidad o partida italiana.

  • ¿Quiénes pueden hacer el registro mercantil?

No es necesario que el propietario de la futura compañía realice este trámite en persona. Bien pudiera hacerse por los accionistas o por un representante legal con previo poder notariado. En este último caso, el apoderado tiene la potestad de administrar plenamente la empresa, desde la toma de decisiones hasta la firma de documentos.

contador-publico-italiano

Tipos de empresas legalmente aceptadas en Italia

  • Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.) Società a Responsabilità Limitata: Este tipo de empresa se registra en Italia a partir de un capital social de 10.000 euros. De los cuales la cuarta parte debe ser abonada antes de efectuarse el registro mercantil. Sus socios son ilimitados
  • Sociedad Anónima o Società per Azioni (S.P.A.): Dos personas pueden formar una empresa bajo esta denominación. Uno asumiendo el puesto de director y el otro fungiendo de accionista. Para esta empresa el monto mínimo del capital social requerido es de 120.000 euros. De los cuales el 25% se pagará antes de acudir al registro mercantil. Al igual que la firma anterior, sus accionistas son ilimitados.
  • Sociedad en nombre colectivo o Società in nome collettivo (SNC): En la SNC no hay límites de socios y tampoco existe un capital social mínimo establecido. La responsabilidad de cada socio es solidaria e ilimitada.
  • Sociedad en comandita simple o Società in Accomandita Semplice (SAS): Este tipo de sociedad se caracteriza por estar constituida por dos tipos de socios: los comanditarios y los comanditados. Igual que en la SNC no hay un monto mínimo requerido para el capital social.
  • Sociedad Cooperativa o Società Cooperativa (SC): Con relación a la cantidad de socios que la pueden constituir y el capital social, no hay límites. Sin embargo, en lo que respecta a la responsabilidad de cada accionista puede ser limitada o ilimitada, según lo acordado en los estatutos.
  • Oficina de representación italiana, filial o sucursal: Si ya tienes constituida una empresa en tu país de origen, tienes la posibilidad de formar una extensión de esta en Italia. Lo cual es una muy buena opción porque es la expansión e internacionalización de tu negocio.

Esperamos que esta información haya aclarado tus dudas acerca de cómo registrar una empresa en Italia. Si tienes alguna pregunta o piensas viajar a este país, bien sea por por ocio, trabajo o estudios, contáctanos, podemos ayudarte con tus trámites legales para conseguir tus partidas italianas.

temp e-mail

Contacta con nosotros y te informaremos lo antes posible.

Pide Presupuesto Gratis

About Author

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Leer entrada anterior
Que debo hacer luego de obtener la ciudadanía italiana
¿Qué debo hacer luego de obtener la ciudadanía italiana?

Luego de haber reunido todos los documentos, debes esperar la aprobación de tu solicitud que indicará que eres italiano. Pero...

Cerrar