Pide presupuesto Gratis y sin compromiso

leyes sobre la nacionalidad italiana 1

En gestionistaitalia.com como expertos en partidas nacimiento italianas queremos que conozcas un poco más sobre las leyes sobre la nacionalidad italiana. Son las normativas del Gobierno de Italia sobre la adquisición, transmisión y pérdida de la ciudadanía de este país. Sigue leyendo y aprende más sobre este tema de interés para aquellos relacionados con algún nacional de Italia.

Lo básico sobre la normativa

Este conjunto de leyes, normas y artículos de la constitución italiana son los que dan las guías sobre la ciudadanía italiana. Como en la mayoría de los países europeos esta se basa en el principio de jus sanguinis. Pero, también incorpora muchos elementos que son vistos de manera positiva por la diáspora italiana, es decir, las personas que han emigrado desde este país a lo largo de su historia.

Las guías sobre cómo aplicar para obtener la ciudadanía italiana están plasmadas en leyes, la última actualización hecha por el Parlamento italiano fue en 1992, con la Ley No. 91, que fue publicada en agosto de 1992. Además, hay que tomar en cuenta decretos presidencias, directivas de ministerios, entre otros aspectos que detallaremos a continuación.

Conoce las leyes sobre la nacionalidad italiana

La historia legislativa de la ciudadanía italiana es larga, explicaremos a continuación algunos aspectos de esta:

Statuto Albertino

El primer sistema legal básico del Estado Italiano se conoce como Statuto Albertino y data de 1848, puesto en práctica por el Reino de Sardina. En sí no es considerada una constitución, pero si servía como base de los principios fundamentales a partir de los cuáles la monarquía regía el país.

Sobre la ciudadanía podemos destacar el artículo 24, que indica que: “Todos los sujetos, sin importar su título o puesto, son iguales ante la ley. Todos disfrutan de igualdad de derechos civiles y políticos, y son admisibles a las oficinas civiles y militares, excepto bajo circunstancias determinadas por la Ley”.

Pero, cabe destacar que esa igualdad era solo para hombres, porque en ese momento las mujeres se consideraban subordinadas a estos, también estaban subordinados los hijos. Lo que sí quedaba claro era que cualquier aspecto relacionada con la ciudadanía era transmitido a la familia desde el hombre, jefe de familia.

Ley No. 555

leyes sobre la nacionalidad italiana

Esta normativa data del 13 de junio de 1912 y hace referencia a la ciudadanía italiana. Establece la supremacía del hombre sobre la mujer en el matrimonio y los hijos en lo que se refiere a nacionalidad.

Ahí se explica que solo jus sanguinis era el principio que guiaba la ciudadanía y que jus soli era una posibilidad secundaria. Por lo que, los niños seguirían la nacionalidad de los padres y solo en ciertos casos la de la madre.

Cabe destacar que, como hemos mencionado en otros post, la madre puede transmitir la ciudadanía a los hijos nacidos antes del 1 de enero de 1948, que es la fecha en la que entra en vigencia la Constitución de la República de Italia. Pero, solo en casos especiales, como que si el padre es desconocido, si no tenía Estado o si los hijos no podían compartir la ciudadanía del padre por leyes de la localidad, entre otros aspectos.

Según esta norma de 1912 las mujeres perdían su ciudadanía italiana si se casaban con un extranjero, si las leyes de ese país decían que la esposa tenía que tomar la ciudadanía como efecto del matrimonio.  Aunque hay un debate sobre esta normativa.

Esta normativa también se ha referido a la doble nacionalidad, el cual es un tema de mucha importancia por la emigración italiana a otros países. El artículo 7 de la ley dice que se puede tener la ciudadanía italiana junto con la de otros países. Pero bajo ciertas normas:

  • Si el hijo nació de un padre italiano en un país jus soli, nació como ciudadano italiano por el padre, y también con la ciudadanía del país donde nació. Entonces, tiene doble ciudadanía.
  • Este beneficio aplicaba tanto para hijos como para hijas. Y las hijas podían tener la nacionalidad, pero no pasarla a sus hijos si nacieron antes de 1948.
  • Los hijos italianos de viudas italianas podían retener la ciudadanía si la viuda adquiría una nueva nacionalidad al casarse.
  • Las mujeres extranjeras cuando se casaban con un hombre italiano antes del 27 de abril de 1983 adquirían automáticamente la ciudadanía italiana. Si las leyes del país de la fémina no contrariaban la norma, estas podían tener doble nacionalidad.
  • El artículo 10 de esta ley de 1912 indicaba que las mujeres casadas no podían asumir una cuidadanía diferente a la de su esposo. Si una mujer italiana adquiría una nueva ciudadanía mientras su esposo seguía siendo italiano, ella tenía doble nacionalidad.

Pérdida de la ciudadanía italiana

Sobre la pérdida de la ciudadanía esta ley de 1912 indicaba que la nacionalidad italiana se podía perder por estas razones:

  • Por un hombre o una mujer, siendo mayor de edad (21 años antes de marzo de 1975 o 18 después de esta fecha) que por decisión se naturaliza en otro país y reside fuera de Italia.
  • Por los menores o hijos no emancipados que residen fuera de Italia, no tienen la nacionalidad italiana y viven con el padre o madre, quién ha perdido la nacionalidad.
  • Mujeres cuya ciudadanía italiana se consiguió a través del matrimonio con un italiano, y si quedó viuda o se divorció, o se quedó en su país de origen como ciudadano.
  • Por ciudadanos que aceptaron un empleo sirviendo militarmente a otro Estado, y el Gobierno italiano le pidió que renunciara a esta actividad.

La pérdida de la ciudadanía italiana significaba que la persona no podía pasar la nacionalidad a los hijos nacidos cuando no tuviera la nacionalidad. Aunque, hay casos especiales en la que los niños pudieran readquirir la ciudadanía.

Esta ley fue revisada para adaptarse a la constitución repúblicana de Italia. Se buscó la igualdad entre sexos, y la determinación de ciudadanía para niños requiere el análisis de la vida de sus padres y ascendientes.

Constitución de la Repúblicada de 1948

La constitución de la Repúblicada Italiana comenzó a regir el 1 de enero de 1948, es la máxima normativa actual de este país. Esta instituyó una república democrática, que se basa en deliberaciones y la soberanía del pueblo. Se reconocían los derechos invididuales.

Dentro de la carta magna podemos mencionar los siguientes artículos referentes a la ciudadanía italiana:

  • Artículo 3 como parte de los principios fundamentales tiene dos cláusulas. La primera se refiere a la igualdad de los ciudadanos, “sin distinción de sexo, raza, lenguaje, religión, opiniones políticas, condiciones personales y sociales. La segunda añade que “Es deber de la República eliminar esos obstáculos de naturaleza social y económica que limitan la libertad e igualdad de los ciudadanos (…)”.
  • El título II “Ética y relaciones sociales” del artículo 29, se refiere al “reconocimiento de la República de los derechos de las familias como una sociedad natural fundada en el matrimonio”. Es decir, otorga derechos al matrimonio. Además, indica sobre la igualdad entre los esposos.
  • Artículo 136, bajo el Título VI, indica que si una ley declara que una ley o acto no es legítimo este cesa su efecto el día siguiente a la publicación de la decisión.

Lo que cambió la Constitución republicana

Como mencionamos la Constitución indica en su artículo 136 que si una norma no es legítima la Corte Constitucional decidirá y cesará su efecto. Esto se vio reflejado en las modificaciones de la Ley 555 de 1912.

De esto surge que el hijo nacido luego del 1 de enero de 1948 cuyo padre o madre es italiano/a se considera italiano por nacimiento, excepto por algunos tratados.

También que una mujer italiana casada con un extranjero, o cuyo esposo perdió la ciudadanía, no tiene efectos sobre la nacionalidad de la mujer si el matrimonio o la naturalización sucedió luego del 1 de enero de 1948.

Todos los hijos menores de edad, de al menos un padre italiano, inclusive si es adoptivo, hasta la fecha del 27 de abril de 1983 que no tenían la ciudadanía recibirían la nacionalidad a partir de ese día. Además, a partir de esa fecha la ley italiana dejó de dar automáticamente la ciudadanía a las mujeres que se casaban con un natural de Italia.

Luego la decisión No. 87 que data de 1975 determina la inconstitucionalidad de la norma que quitaba la ciudadanía italiana a las mujeres si adquirían una nueva ciudadanía por matrimonio. Y, se pueden beneficiar retroactivamente las féminas que se casaron hasta enero de 1948.

La decisión 30 de 1983 indicaba que la transimisión de la nacionalidad italiana por nacimiento era de un derecho de la mujer, y tenía retroactivo hasta el 1 de enero de 1948. La mujer debía tener la ciudadanía cuando el hijo naciera para poder transmitirla. Se declaró la inconstitucionalidad entonces del artículo 1 de la Ley 555 de 1912, también el 2 de esta norma.

La ley No. 23 de 1983 garantizaba la acquisición automática de la ciudadanía a un hijo menor de 18 años de al menos un padre italiano. Además, obligaba a los ciudadanos con doble nacionalidad a escoger una de las dos un año después de cumplir los 18.

Lo que dicen las leyes actuales sobre la ciudadanía italiana

Ley No. 91 del 5 de febrero de 1992. Establece que las siguientes personas son italianas por nacimiento: hijos de un ciudadano italiano, padre o madre; quien haya nacido en el territorio de la República de Italia, si ambos padres son apátridas o desconodidos, o la ciudadanía del niño no sigue la de los padres.

Los niños abandonados, recuperados en Italia son ciudadanos por nacimiento si no se puede probar que tienen otra nacionalidad. También establece que un niño adpotado por un nacional, incluso si es de origen extranjero, es italiano.

La normativa actual también indica que los hijos de una madre italiana y un extranjero nacidos antes del 1 de enero de 1948 se deben apegar a la norma de 555 de junio de 1912. Esto a pesar de las decidiones de 1983 sobre su inconstitucionalidad. ¿Es tu caso? Podrías necesitar tu partida italiana.

Además, la ley 91 de 1992 permite tener múltiples ciudadanías, lo que antes estaba prohibido. Esto no aplica en los casos que el ciudadano italiano adquiera otra ciudadanía, esto por acuerdos entre Estados. Las leyes luego de 1992 han alterado el acceso a la ciudadanía en conexión con eventos de la guerra.

Conocer las leyes sobre la nacionalidad italiana te permitirá entender un poco la historia que ha rodeado la normativa sobre la adquisión y obtención de la ciudadanía de Italia. ¿Tienes ascendentes italianos? ¿Quieres saber si puedes ser italiano? Contáctanos.

temp e-mail

Contacta con nosotros y te informaremos lo antes posible.

Pide Presupuesto Gratis

About Author

You may also like

3 Response Comments

  • Vircar Larrazabal
    Vircar Larrazabal  15 mayo, 2018 at 2:56 am

    Mis padre nacido en italia (sin haber adquirido jamás ninguna otra nacionalidad) y mi madre venezolana contrayeron matrimonio en Venezuela en 1960 y mi padre falleció en 1980.
    mi madre hoy de más de 80 años desea adquirir la nacionalidad italiana. Habrá algún problema?

    Responder
  • AILEC CAMPOS
    AILEC CAMPOS  8 junio, 2018 at 3:29 am

    mi tatarabuelo era italiano pero mi padre nacio en 1945 y desciende de una mujer existe la posibilidad de un cambio de esta ley para no tener q hacer un juicio saludos ailec yo soy cubana

    Responder
  • Susana Prelato
    Susana Prelato  20 julio, 2018 at 4:51 pm

    Mis abuelos fueron los dos italianos, cuenta con toda la documentación de mi abuela , De mi abuelo No puedo localizar el Acta de Defunción, Me favorece en algo en el Juicio , si lo realizo por via materna a la Ciudadania?

    Responder

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Leer entrada anterior
Puedo tener la ciudadanía italiana solo por tener apellido italiano
¿Puedo tener la ciudadanía italiana solo por tener apellido italiano?

¿En algún momento te has preguntado ‘puedo tener la ciudadanía italiana solo por tener apellido italiano’? Esta duda es frecuente...

Cerrar